Revista Etiqueta

Revista Etiqueta

Alta Costura: el epítome de la moda

Aunque muchos se ufanan de ella, son pocos los diseñadores y marcas de lujo que cumplen con las normas para llevar esta etiqueta, considerada sinónimo de perfección

Escribe José Ricardo Rojas
Fotografía Getty Images

La ciudad Luz es más que calles con historia y edificios emblemáticos; es arte puro en todo su esplendor, y uno de sus mayores exponentes es la moda, industria que dos veces al año se destaca con colecciones que convierten los cuentos de hadas en realidad y  combina la experticia de quienes trabajan en los ateliers con el estilo y visión de los directores creativos de cada casa de moda, cuyo nombre es reconocido en todos los rincones del planeta como sinónimo de perfección, y esa es la Alta Costura.

Es una industria que hace vida en París, regulada y protegida por la Cámara de Comercio e Industria de la ciudad y se rige por las leyes de la  Cámara Sindical de la Alta Costura, que determina cuáles son las casas elegibles para pertenecer a tan elevada élite en el mundo del fashion.

Para que una maison de pueda presentar colecciones de alta costura, debe cumplir con varios requisitos como el realizar piezas a la medida con más de dos pruebas a los clientes, tener al menos 15 costureras llamadas petite mains (Manos pequeñas) a tiempo completo, más de 20 técnicos en un mismo atelier y presentar al menos cincuenta piezas originales en los meses de enero y julio. Estas reglas fueron creadas en el año 1945 y revisadas en 1992.

Actualmente,  el término Haute Couture está protegida por la ley en Francia, y solo las casas de moda que la Cámara de Comercio de la Industria de París anuncie en su lista cada año pueden utilizarlo.

Inicialmente Haute Couture (su nombre en francés) se refería a la obra del inglés Charles Frederick Worth, producida en París a mediados del siglo XIX. Fue este mismo diseñador quien fundó la Cámara Sindical de la Costura Parisina que rige a la industria.

Las prendas presentadas por cada maison son diseñadas a la medida y confeccionadas a mano, con los mejores materiales, trabajados por los artesanos más talentosos. Nunca se crean más de 10 piezas del mismo diseño y cada prenda puede tomar más de 800 horas de producción.

Las clientas que tienen acceso a la alta costura  suelen ser  mujeres de sociedad muy acaudaladas. No hay más de  4 mil compradoras de Alta Costura en el mundo, y en su mayoría son del Medio Oriente, China, Rusia y Estados Unidos; pero a pesar de que una pieza cuesta miles de dólares o euros, las casas de Haute Couture también fabrican colecciones Ready to Wear, que son las que normalmente les generan más ganancias, con Chanel y Dior como los ejemplos más destacables. De hecho, a través de los años muchas casas de moda se han retirado de la Alta Costura debido al costo que representa cada desfile, siendo Balenciaga  una de las casas que lo hizo.

Articulos relacionados

Dupla virtuosa – Jaeger-LeCoultre y Christian Louboutin

El fabricante suizo de relojes de lujo, Jaeger-LeCoultre, se asoció con el fabricante francés de calzado de lujo, Christian Louboutin, para crear una colección que celebra el 85 aniversario de su icónico reloj “Reverso” Pocas veces han tenido lugar encuentros como este. Jaeger-LeCoultre quiso darle un toque especial a su[…]

Leer más »

El Jardín Bohemio de Aishop

En una danza de libertad entre colores y texturas, la música se convierte en siluetas que conforman cada pieza de una nueva colección. La bailarina Aishop decide florecer esta primavera en un Jardín Bohemio donde revive su espíritu fresco y juvenil en tonos que reflejan sus ganas de vivir y[…]

Leer más »

Deja una respuesta